Una convivencia distópica

Esta obra nos hace reflexionar sobre quienes somos y quienes estamos dispuestos a ser, caemos en los prejuicios de la sociedad, sobre que queremos en la vida, si queremos mucho, la primera pregunta es ¿cómo lo vas a hacer?, si queremos poco es, ¿por qué lo vas a hacer? Simplemente, son nuestros sueños y queremos vivirlo como nos parezca mejor, aunque, en nuestro entorno, siempre habrá personas que nos llenaran de prejuicios y dudas.

Escribe Lucero Smith

Es por ello que conecto esta reflexión con la obra, luego de verla, analicé a Aston, quien tiene ideas, pero falta de voluntad, Davies quiere varias cosas, pero no se esfuerza por ellas, Mick tiene ideas y los recursos para lograrlo, pero su actitud lo limita. Aunque las situaciones parezcan tan desoladas, su manera de ver las cosas es tan humano, porque a mí parecer muchas personas se sintieron representadas, ¿por qué quien no aplaza las cosas que quiere hacer, o, dice, lo haré más tarde y al final nunca las hace?

Por otro lado, tenemos la convivencia, una palabra tan sencilla, pero tan devastadora, las personas tenemos distintas cualidades, las cuales algunas de estas no se pueden juntar con otras, Davies y Aston que al principio parecía florecer su interacción, pero fue decayendo tras el desconocimiento y desconfianza de sus historias de vida. Finalmente, una obra que nos hace pensar en los prejuicios, en las críticas, en los secretos, en las frases mal dichas o malentendidas, las cosas que posponemos, y que ya es hora de tratar de ser mejores, siendo responsables de nosotros mismos, de nuestras acciones y como nos afectan y afectan a los demás.

Artículos relacionados

Tres hombres, tres mundos distintos

Harold Pinter escribió esta historia sobre Davies (un inmigrante), Aston (un joven con una leve dificultad para comunicarse) y su hermano Mick (bromista e impredecible).

elcuidador

La vigencia de los clásicos

Convivir es imposible. Nuestra experiencia como seremos humanos está directamente relacionada con la incomunicación, dicho de otro modo: incomprensión. Los textos de Harold Pinter suelen presentarnos esta contrariedad: Mientras más intentamos acercarnos, más nos estamos separando.

Últimas publicaciones

Una convivencia distópica

Esta obra nos hace reflexionar sobre quienes somos y quienes estamos dispuestos a ser, caemos en los prejuicios de la sociedad, sobre que queremos en la vida, si queremos mucho, la primera pregunta es ¿cómo lo vas a hacer?, si queremos poco es, ¿por qué lo vas a hacer?

Tres hombres, tres mundos distintos

Harold Pinter escribió esta historia sobre Davies (un inmigrante), Aston (un joven con una leve dificultad para comunicarse) y su hermano Mick (bromista e impredecible).

Spot de la obra «El cuidador»

Un vagabundo llamado Davies busca refugiarse del mundo y llega a casa de dos misteriosos hermanos, Aston y Mick. Entre los tres empieza un complejo juego del gato y el ratón, con resultados imprevisibles. Una comedia negra y absurda, que a pesar de haber sido escrita hace 60 años se siente trágicamente relevante para el mundo de hoy y el mundo que estamos construyendo para las siguientes generaciones.

elcuidador

La vigencia de los clásicos

Convivir es imposible. Nuestra experiencia como seremos humanos está directamente relacionada con la incomunicación, dicho de otro modo: incomprensión. Los textos de Harold Pinter suelen presentarnos esta contrariedad: Mientras más intentamos acercarnos, más nos estamos separando.