¿Cómo ser una fiera?

Escribe Andrea Juarez

Esta obra de teatro hizo resonar en mí cabeza, de principio a fin, la siguiente pregunta: ¿cómo ser una fiera con mis ideas? La obra presenta a cuatro actrices que interpretan a los personajes Bianca y Katerina de la obra “La fierecilla domada” de William Shakespeare. Ellas exponen diferentes puntos de vista ante dicha obra. Por un lado, cuestionan la validez de una obra escrita hace más de 400 años y, por el otro lado, piden respeto a rajatabla al libreto.

Ante dicha disyuntiva, podemos ver como dos personajes buscan realzar la voz de las mujeres en donde se nos presenta como un objeto que se puede manipular. Mientras los otros dos mismos personajes buscan respetar el libreto, pero proponen contextualizar dicha obra. Esta presentación, a partir de las ideas mencionadas, nos permite reflexionar acerca de los diferentes cambios y adquisición de derechos de los que hemos tomado partida las mujeres ante las ideas impuestas por el patriarcado. Asimismo, es destacable admirar como las mujeres nos hemos empoderando a lo largo del tiempo sobre los diferentes contextos para dar pase a nuestra voz y decisión.

Esta obra no solo te hace reflexionar, también considero que es una invitación a actuar. No busquemos eliminar al otro, en lugar de ello, busquemos enseñar e inculcar la igualdad porque ambos somos necesarios para nuestra sociedad.

Artículos relacionados

Ellas están aquí

Recuerdo que hace unas semanas escuché a una actriz decir que la esencia de los personajes siempre se queda en el espacio de representación y muchas veces cobran vida.

Últimas publicaciones

Una convivencia distópica

Esta obra nos hace reflexionar sobre quienes somos y quienes estamos dispuestos a ser, caemos en los prejuicios de la sociedad, sobre que queremos en la vida, si queremos mucho, la primera pregunta es ¿cómo lo vas a hacer?, si queremos poco es, ¿por qué lo vas a hacer?

Tres hombres, tres mundos distintos

Harold Pinter escribió esta historia sobre Davies (un inmigrante), Aston (un joven con una leve dificultad para comunicarse) y su hermano Mick (bromista e impredecible).

Spot de la obra «El cuidador»

Un vagabundo llamado Davies busca refugiarse del mundo y llega a casa de dos misteriosos hermanos, Aston y Mick. Entre los tres empieza un complejo juego del gato y el ratón, con resultados imprevisibles. Una comedia negra y absurda, que a pesar de haber sido escrita hace 60 años se siente trágicamente relevante para el mundo de hoy y el mundo que estamos construyendo para las siguientes generaciones.

elcuidador

La vigencia de los clásicos

Convivir es imposible. Nuestra experiencia como seremos humanos está directamente relacionada con la incomunicación, dicho de otro modo: incomprensión. Los textos de Harold Pinter suelen presentarnos esta contrariedad: Mientras más intentamos acercarnos, más nos estamos separando.