Conociendo el Mundo Teatral

Escribe Fabrizio Joaquin Zavala Trujillo

Tuve la oportunidad de ser nombrado Embajador Cultural y poder ver la obra ‘Emma Millenial’. Estoy muy sorprendido de toda la producción de la obra, desde el minuto 0 ya me podía sentir como si estuviera en el teatro. Apenas empezó la transmisión, la cámara entró por la puerta principal del teatro, luego entró a la sala donde se realizaría la obra. Me sentía en primera persona abriendo todas las puertas hasta llegar a sentarme en la butaca. Esto me permitió conocer el teatro por primera vez sin haber estado en el lugar.

La virtualidad ha aportado muchísimo al acercamiento cultural de las personas. Se puede leer libros fácilmente desde un celular en cualquier momento sin necesidad de cargarlos en la mochila, ahora también puedes ver ver obras teatrales o conciertos en vivo, vía streaming. Fue por esta facilidad que pude ir al teatro por primera vez.

Los actores que dieron vida a los personajes  hicieron un asombroso trabajo. Tuve la oportunidad de ver a algunos de ellos actuar en telenovelas peruanas y esta vez, quedé asombrado con su puesta en escena en vivo. Inclusive algunos realizaron un doble papel, aun así, fácilmente cambiaban de chip y eran otras personas expresándose y comportándose diferente. En general, el enredo de la obra fue muy atractivo y divertido. Harriet fue mi personaje favorito porque era muy divertida y cambiante, tiene ese don de ser super carismática.

Increíble también es la adaptación de una época antigua a una época moderna. Detalles como las videollamadas, gel antibacterial o el distanciamiento al no dejar que se den el último beso Emma y Knightley. Me encantó esta primera experiencia y quiero seguir sumergiéndome en el mundo teatral.

Artículos relacionados

Reflexiones de una millenial

Risas, desconcierto y satisfacción, acompañado de una buena dosis de tecnología y frescura; Emma Millenial, adapta inteligentemente la clásica obra de Jane Austen a un contexto peruano, moderno y pandémico, retratando la inocente vanidad de una limeña y los enredados traspiés surgidos por sus acciones.

De las tablas a la webcam

La dirección de Micaela Valdés logra convertir un clásico de la literatura en una hilarante historia atemporal en la que cualquier espectador puede identificarse. Las relaciones entre los personajes encarnados se presentan con tanta naturalidad que el público no se cuestiona el cambio espacio-temporal que han sufrido.

Últimas publicaciones

Una convivencia distópica

Esta obra nos hace reflexionar sobre quienes somos y quienes estamos dispuestos a ser, caemos en los prejuicios de la sociedad, sobre que queremos en la vida, si queremos mucho, la primera pregunta es ¿cómo lo vas a hacer?, si queremos poco es, ¿por qué lo vas a hacer?

Tres hombres, tres mundos distintos

Harold Pinter escribió esta historia sobre Davies (un inmigrante), Aston (un joven con una leve dificultad para comunicarse) y su hermano Mick (bromista e impredecible).

Spot de la obra «El cuidador»

Un vagabundo llamado Davies busca refugiarse del mundo y llega a casa de dos misteriosos hermanos, Aston y Mick. Entre los tres empieza un complejo juego del gato y el ratón, con resultados imprevisibles. Una comedia negra y absurda, que a pesar de haber sido escrita hace 60 años se siente trágicamente relevante para el mundo de hoy y el mundo que estamos construyendo para las siguientes generaciones.

elcuidador

La vigencia de los clásicos

Convivir es imposible. Nuestra experiencia como seremos humanos está directamente relacionada con la incomunicación, dicho de otro modo: incomprensión. Los textos de Harold Pinter suelen presentarnos esta contrariedad: Mientras más intentamos acercarnos, más nos estamos separando.