De las tablas a la webcam

Escribe Enrique Quispe Márquez

Entre cámaras y virtualidad se presenta “Emma, Millenial”, la última obra presentada por Británico Cultural. Basada en la novela cómica de Jane Austen, esta puesta en escena nos cuenta la historia de la particular Emma Woodhouse, una joven inteligente que se empecina en cumplir el rol de casamentera en su círculo amical.

La dirección de Micaela Valdés logra convertir un clásico de la literatura en una hilarante historia atemporal en la que cualquier espectador puede identificarse. Las relaciones entre los personajes encarnados se presentan con tanta naturalidad que el público no se cuestiona el cambio espacio-temporal que han sufrido; muy por el contrario, crea un universo en el cual mensajes de WhatsApp pueden ser leídos con propio lenguaje inglés y los últimos hits del pop pueden ser festejados en bailes de salón. En dicho sentido, la restructuración del escenario a lo largo de las instalaciones del teatro Británico, no solo es ingeniosa, sino que también refuerza la singularidad en la que esta historia se cuenta.

Las actuaciones de este talentoso elenco cautivan desde el primer segundo. Desde las elocuentes frases de Harriet hasta la irritante serenidad de Knightley, se generan situaciones cómicas en las que Emma se ve inmiscuida. Esto, representa para el personaje, una genuina evolución en la que nos dejan mensajes importantes a resaltar como el consentimiento y aceptación de uno mismo.

No puedo cerrar este artículo sin aplaudir el talento de todo el equipo detrás del proyecto que, a pesar de la situación actual, supo utilizar cada elemento a su favor para una puesta en escena única e innovadora demostrando que las limitaciones en el relato se encuentran en el imaginario.

Artículos relacionados

Reflexiones de una millenial

Risas, desconcierto y satisfacción, acompañado de una buena dosis de tecnología y frescura; Emma Millenial, adapta inteligentemente la clásica obra de Jane Austen a un contexto peruano, moderno y pandémico, retratando la inocente vanidad de una limeña y los enredados traspiés surgidos por sus acciones.

Conociendo el Mundo Teatral

Los actores que dieron vida a los personajes hicieron un asombroso trabajo. Quedé asombrado con su puesta en escena en vivo. Inclusive algunos realizaron un doble papel, aun así, fácilmente cambiaban de chip y eran otras personas expresándose y comportándose diferente.

Últimas publicaciones

Una convivencia distópica

Esta obra nos hace reflexionar sobre quienes somos y quienes estamos dispuestos a ser, caemos en los prejuicios de la sociedad, sobre que queremos en la vida, si queremos mucho, la primera pregunta es ¿cómo lo vas a hacer?, si queremos poco es, ¿por qué lo vas a hacer?

Tres hombres, tres mundos distintos

Harold Pinter escribió esta historia sobre Davies (un inmigrante), Aston (un joven con una leve dificultad para comunicarse) y su hermano Mick (bromista e impredecible).

Spot de la obra «El cuidador»

Un vagabundo llamado Davies busca refugiarse del mundo y llega a casa de dos misteriosos hermanos, Aston y Mick. Entre los tres empieza un complejo juego del gato y el ratón, con resultados imprevisibles. Una comedia negra y absurda, que a pesar de haber sido escrita hace 60 años se siente trágicamente relevante para el mundo de hoy y el mundo que estamos construyendo para las siguientes generaciones.

elcuidador

La vigencia de los clásicos

Convivir es imposible. Nuestra experiencia como seremos humanos está directamente relacionada con la incomunicación, dicho de otro modo: incomprensión. Los textos de Harold Pinter suelen presentarnos esta contrariedad: Mientras más intentamos acercarnos, más nos estamos separando.