Emma de colores

Escribe Angie D. Motta

¿Alguna vez has ido al teatro? El teatro es ese lugar en el que todo puede transformarse, en donde los actores y actrices pueden jugar a que son otras personas para que nosotros como público juguemos con ellos y ellas. En “Emma, Milennial”, te dan la oportunidad de sumergirte en un mundo colorido para descubrir cómo la Emma de Jane Austen viviría en este tiempo.

Esta propuesta virtual no tiene nada que envidiar a las obras presenciales, pues el uso de distintas cámaras permite que conozcamos a los personajes en una intimidad mayor y nos emocionemos con ellos con la misma intensidad de una novela televisada. Así, Emma y Knightley evocan tanto la ternura como la tensión propia de la pluma de Austen y permiten adentrarte en su vida llena de conflictos. De esta manera, la función que observas a través de tu pantalla permite compartir el mismo tiempo con los actores y actrices de manera tan familiar que casi olvidas estar en distintos lugares que ellos.

Es cierto que la Emma de Jane Austen vivió en otro tiempo y lugar; pero es refrescante ver cómo esta propuesta presenta relaciones sociales del pasado con el lenguaje de ahora; que, combinado con las videollamadas y mensajes de texto, permite que tanto millennials como no millennials disfruten la obra.

En definitiva, “Emma Millenial” combina las posibilidades de la época actual con temas del siglo XIX para crear una puesta en escena ligera y divertida para toda la familia que aún es válida en la actualidad.

Artículos relacionados

Reflexiones de una millenial

Risas, desconcierto y satisfacción, acompañado de una buena dosis de tecnología y frescura; Emma Millenial, adapta inteligentemente la clásica obra de Jane Austen a un contexto peruano, moderno y pandémico, retratando la inocente vanidad de una limeña y los enredados traspiés surgidos por sus acciones.

De las tablas a la webcam

La dirección de Micaela Valdés logra convertir un clásico de la literatura en una hilarante historia atemporal en la que cualquier espectador puede identificarse. Las relaciones entre los personajes encarnados se presentan con tanta naturalidad que el público no se cuestiona el cambio espacio-temporal que han sufrido.

Últimas publicaciones

Una convivencia distópica

Esta obra nos hace reflexionar sobre quienes somos y quienes estamos dispuestos a ser, caemos en los prejuicios de la sociedad, sobre que queremos en la vida, si queremos mucho, la primera pregunta es ¿cómo lo vas a hacer?, si queremos poco es, ¿por qué lo vas a hacer?

Tres hombres, tres mundos distintos

Harold Pinter escribió esta historia sobre Davies (un inmigrante), Aston (un joven con una leve dificultad para comunicarse) y su hermano Mick (bromista e impredecible).

Spot de la obra «El cuidador»

Un vagabundo llamado Davies busca refugiarse del mundo y llega a casa de dos misteriosos hermanos, Aston y Mick. Entre los tres empieza un complejo juego del gato y el ratón, con resultados imprevisibles. Una comedia negra y absurda, que a pesar de haber sido escrita hace 60 años se siente trágicamente relevante para el mundo de hoy y el mundo que estamos construyendo para las siguientes generaciones.

elcuidador

La vigencia de los clásicos

Convivir es imposible. Nuestra experiencia como seremos humanos está directamente relacionada con la incomunicación, dicho de otro modo: incomprensión. Los textos de Harold Pinter suelen presentarnos esta contrariedad: Mientras más intentamos acercarnos, más nos estamos separando.